Los vinos de maceración carbónica son aquellos elaborados a través de un sistema elaboración tradicional que permite obtener vinos jóvenes, aromáticos y de un agradable paso de boca. Los vinos de maceración carbónica, también llamados vinos de cosechero o vinos del año, suelen ser ligeros, frutales y normalmente se consumen al año siguiente de la vendimia.