¡Envíos gratis a Península hasta mayo 2024!

Compartir

¿Por qué se crean las Denominaciones de Origen?

Nacieron para diferenciar los vinos de prestigio. No es nuevo para los españoles, ya que nuestro país cuenta con más de un siglo de historia de las mismas. A finales del XIX, productores y comerciantes se comienzan a poner de acuerdo para regular las prácticas que se producían en torno a la forma de hacer con el vino, en lugares determinados. Para que así los productos obtenidos sean reconocidos por su calidad y peculiaridad de cada lugar, para que así en el mercado tengan su valor. De esta forma se reivindica la diferenciación por su procedencia y el concepto de Origen se hace cada vez más importante. Esto provoca el primer acuerdo internacional, el Arreglo de Madrid en 1891, firmado por nuestro país entre otros, que dieron lugar a otros muchos, entre ellos el Arreglo de Lisboa en 1958, donde se protegen las denominaciones de origen, estando aún vigentes y actualizados. 

A comienzos del siglo XX, países como Francia, Italia y España empieza a firmar sus primeras Denominaciones de Origen. No era casualidad que fueran estos países, porque un siglo después siguen siendo los mayores productores de vino del mundo. 

En 1932 se aprueba el primer Estatuto del vino, que se convirtió en Ley en 1933. Antes de esto ya se firmó La Ley de la Propiedad Industrial en 1902,  donde ya se nombraba el concepto de Indicación de Procedencia, su consecuencia fue la posterior organización de zonas vitivinícolas que desembocaron en lo que hoy conocemos como regiones o Denominaciones de Origen. 

Con el primer Estatuto se comienzan a registrar las primeras Denominaciones de Origen como: Rioja, Jerez, Málaga, Tarragona, Priorato, Alella, Alicante, Valencia, Valdepeñas, Cariñena, Rueda, Ribeiro, Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda. Y una vez convertido ese Estatuto en Ley se suman La Mancha, Montilla-Moriles, Toro o Navarra. 

Algunas de ellas abarcan más de una Comunidad Autónoma como Rioja, Cava o Jumilla. 

En la actualidad en España existen 101 Denominaciones de Origen repartidas de la siguiente manera: 73 Denominaciones de Origen, 20 Pagos, 2 Denominaciones de Origen Calificada y 8 Vinos de Calidad. 

Denominación de Origen: Denominación de Origen Protegida (DOP) son aquéllos cuya calidad o características se deben al medio geográfico con sus factores naturales y humanos, y cuya producción, transformación y elaboración se realizan siempre en esa zona geográfica delimitada de la que toman el nombre. Tienen que cumplir unos requisitos en tiempo y legislación. 

Pago: El vino de pago es aquel que se produce en una zona muy determinada de terruño, con unas características de suelo, clima y variedades muy específicas y que hacen que estos vinos sean únicos y diferenciados, por lo que se le otorga la Denominación de Pago para proteger tanto su nombre y formas de elaborar, como para mantener y mejorar las cualidades de los vinos a lo largo del tiempo.

Denominación de Origen Calificada: Deberá cumplir además de los requisitos exigidos como Denominación de Origen, que hayan transcurrido al menos 10 años de reconocimiento de D.O, se comercialice todo el vino embotellado en las bodegas inscritas, que tenga un sistema de control desde la producción hasta la comercialización con respecto a sus calidad y cantidad, control físico- químico y organoléptico, entre otros muchos requisitos. En España está Rioja y Priorato.

Vinos de Calidad:  Son vinos cuya calidad y características se deben básica o exclusivamente a un entorno geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él. Las uvas utilizadas en su elaboración proceden exclusivamente de esa zona geográfica, en cuyos límites debe tener lugar la elaboración. Aún no han sido reconocidos como Denominación de Origen. 

cartel mapa vino nov20 web tcm69 569838

El artículo de esta semana ha sido un poco denso, pero creo que a veces tener esta información nos ayuda a saber por qué pagamos por un vino o por otro. 

Os recomiendo uno de cada: 

D.O Arlanza. Colina Triste Tinto elaborado con Tempranillo, Mencía, Cariñena y Garnacha. Procedentes de un viñedo de más de 1000 m de altitud. Fruta roja como la cereza, notas especiadas y cedro, en boca tiene nervio y estructura. Un vino fino y elegante. 

VINO COLINA TRISTE

 14,20

Hay existencias

D.O Ca Priorato. GR-174 es un vino elaborado con Garnacha, Cabernet Sauvignon y Samsó provenientes de suelos de pizarra. Crianza 5 meses en roble francés. Frutas rojas y negras silvestres, floral y balsámico, en boca es goloso y expresivo.

VINO GR-174

 13,45

Hay existencias

Pago El Terrerazo. Mustiguillo Mestizaje. Vino de Pago elaborado con Bobal, Garnacha y Syrah. Crianza 10 meses en roble francés. Ideal para tomar con arroces, cocina asiática, embutidos, pastas y quesos semi curados. 

VINO MUSTIGUILLO MESTIZAJE

 10,60

Hay existencias

Vinos de Calidad, De la Tierra de Extremadura, Rutas de la Pasión. Elaborado con Tempranillo y Mazuelo. 10 meses de crianza. Lo mejor para acompañar carnes, arroces caldosos, queso y jamón. 

VINO RUTAS DE LA PASION

 6,30

Sin existencias

Recordad el consumo responsable de alcohol. 

¡Mucha vida al VINO!

Para poder comprar en nuestra web debes ser mayor de 18 años.

Consume con moderación