A la hora de disfrutar de una comida o cena en un restaurante, la elección del vino cobro una importancia principal para asegurarnos una combinación adecuada de ambos elementos.

Para los no expertos en vinos, la decisión de pedir un vino u otro, no es para nada tarea fácil. La gran cantidad de factores que intervienen y su desconocimiento convierte lo que debería ser una decisión rápida en la sensación de no saber si se habrá acertado.

palabras vino

Desde Vinalium queremos ofrecer una serie de recomendaciones para hacer esta decisión de una forma sencilla y asegurando que la combinación que elijamos sea la correcta.

Evidentemente no hay una sola regla que asegure elegir el mejor vino para cada comida pero con estas sencillas recomendaciones será más fácil acertar y de paso no tener que preocuparse en elegir el vino correcto de la carta.

Quizás el primer paso que deberíamos seguir, sea tener en cuenta la comida que vamos a comer. Tener en cuenta el tipo de plato que queremos pedir, será el primer punto para poder decidir que tipo de vino puede ir mejor para la comida o el mismo responsable del restaurante nos lo podrá recomendar.

Muy relacionada con la anterior, otra opción casi indispensable es pedir alguna sugerencia por parte del sumiller del establecimiento que nos podrá informar y recomendar. De esta forma dejamos la elección del vino a un profesional que nos recomendará  el vino más adecuado a lo que pretendamos pedir para comer.

Otra recomendación muy interesante si lo que queremos es degustar cada plato con un vino, o simplemente cada plato combina bien con distintos vinos, es pedir una copa en vez de una botella. Algunos restaurantes ofrecen esta opción por copa y de esta forma te ahorrarás pedir toda la botella al mismo tiempo que disfrutarás del vino que mejor combine con cada comida.

La bodega del restaurante también es una buena opción a tener en cuenta a la hora de pedir vino. La reputación de la bodega, si tienen buenos vinos antiguos o buenas cosechas nos ayudará enormemente a acertar en nuestra elección

Dentro del mercado de vinos hay infinitas variedades, por ese mismo motivo, hay vinos muy versátiles y que encajan a la perfección con variedad de platos. Esto ofrece una opción muy interesante para no complicarnos demasiado y más si no somos expertos en la materia.

Una vez pedido el vino seleccionado tenemos que catarlo. No de una forma profesional, sino simplemente probando un poco y asegurandonos que es de nuestro agrado y que puede realzar los sabores de la comida. Para ello sin duda el vino debe ser servido antes que la comida.

restaurante

Por último, los detalles son importantes. La forma de la copa varía según el tipo de vino, por ello debemos pedir que nos cambien la copa por la adecuada al tipo de vino que consumiremos. Al igual que si cambiamos de vino deberemos cambiar la copa para disfrutar del aroma y sabor del vino sin mezclarlo con el anterior.