La variedad albariño es una uva blanca de Galicia y del norte de Portugal. Los tipos de vino que se elaboran con la variedad albariño son blancos de fermentación tradicional, vinos blancos con crianza en barrica, blancos de crianza sobre lías y espumosos.

La variedad principal de cultivo es la zona de Galicia entre Coruña y Pontevedra en la denominación de origen Rías Baixas en 5 subzonas:

Val do Salnés: Es la zona más popular dentro de los vinos albariños, con su epicentro Cambados. Recorre toda la costa pontevedresa de la ría de Arousa y parte de la ría de Pontevedra.

Condado de Tea: Es la otra subzona ribereña del Miño, ya río arriba, y que alcanza la provincia de Ourense rozando la D.O. Ribeiro, otro de los vinos de referencia de Galicia

O Rosal: Se sitúa en el extremo suroeste de la provincia de Pontevedra y recorre toda la ribera del río Miño hasta su desembocadura en el Atlántico.

Soutomaior: Es el sector más pequeño y el único que no es atravesado por un gran río, sino por el pequeño río Oitavén y donde todos los viñedos están en el pueblo del mismo nombre.

Ribeira do Ulla: Es la subzona más grande y abarca territorios a ambos lados del río Ulla, en las provincias de Pontevedra y A Coruña.

En las tiendas Vinalium encontrará un amplio surtido de la variedad albariño, pero queremos destacar estos cuatro productos que os presentamos a continuación:

Vinalium Albariños Vinalium

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vinalium Albariños  Vinalium Albariños

 

 

 

 

 

 

 

 

Altos de Torona:

Elaborado con uvas 100% Albariño. En esta bodega se elaboran excelentes vinos monovarietales siguiendo un cuidadoso proceso de elaboración en el  que intervienen la más pura tradición de la zona y la más moderna tecnología enológica.

Vino Inmortalis:

El vino inmortalis es limpio y brillante. Color amarillo pajizo con toques verdosos. Alta intensidad de fruta de pulpa blanca, como pera, manzana, nectarina y melón. Notas de flores blancas (espino blanco). Acidez viva, golosa e intensa; muy equilibrado con fuerte carácter mineral, pedregoso. Postgusto afrutado y cítrico.

Nora:

Clásico en espíritu, buscando la elegancia aromática de un vino que evoluciona y mejora con el tiempo en botella. Aromas de fruta blanca, flor blanca, azahar, anisados. Boca amplia y final largo, aparece un fondo de mineralidad en el retrogusto.

Santiago Roma:

Elaborado con monovarietal Albariño (100%), despalillado, criomaceración (maceración en frío), mosto lágrima, desfangado en frío, fermentación controlada entre 18ºC y 20ºC con levadura autóctona (pie de cuba) y crianza sobre lías finas.