Hablamos de la importancia del vino en la dieta mediterránea, y como beberlo con moderación tiene efectos positivos sobre la salud.

¿Qué es la dieta Mediterránea?

No existe una definición única para explicar el concepto. La “Dieta Mediterránea” no es únicamente un patrón alimentario,  ya que es un estilo de vida que se complementa con la actividad, el clima, las costumbres, las recetas y su formas de cocinarlas o los productos típicos de la zona como el vino.

El equilibrio perfecto entre alimentos de todo tipo, emparejado con un consumo moderado de vino, es responsable de un estilo de vida reconocido mundialmente.

Diversos estudios hablan de la importancia del vino en la dieta mediterránea, y asocian múltiples beneficios al vino dentro de ella. Incluso algunos afirman que es el vino el responsable de aproximadamente el 25% de los efectos saludables de la dieta mediterránea.

Vinalium Dieta Meditteranea

 

Estos son los beneficios que nos aporta el vino:

  • Contiene resveratrol, que es un componente asociado a la longevidad.
  • Reduce la probabilidad de padecer problemas de vista asociados al envejecimiento.
  • Su efecto antioxidante favorece la prevención de afecciones cardiovasculares.
  • Mejora el microbiota intestinal ya que aumenta las bacterias de género Lactobacillus, beneficiosas para una mejor salud intestinal.
  • Ayuda a suprimir las alteraciones en el hipotálamo, mejorando así la memoria y las alteraciones del estado de ánimo o la depresión, reduciendo el riesgo de deterioro cognitivo y la demencia.
  • Contribuye a la prevención de la diabetes y la obesidad dado que los polifenoles pueden ser un mecanismo potencial para la prevención de alteraciones cardiovasculares y metabólicas asociadas a la obesidad.
  • Contiene polifenoles, que pueden ser un beneficio potencial para prevenir alteraciones metabólicas y cardiovasculares que se asocian con la obesidad y la diabetes.
  • Tiene micronutrientes como el Hierro, el Zinc, el Magnesio y el Cobre y vitaminas como la B2 y la B6

Es importante recalcar que siempre se debe realizar un consumo moderado y es muy aconsejable acompañarlo con las comidas, como indican los numerosos estudios que se publican cada año en nuestro país y en todo el mundo.