Historia de Freixenet

Freixenet es la mayor empresa de vinos espumosos del mundo. Actualmente cuenta con una veintena de bodegas distribuidas en 3 continentes, y cada día embotella sobre 1 millón de botellas de cava.

Su origen se sitúa en pleno corazón del Penedés, tierra privilegiada de la provincia de Barcelona si se trata de elaborar vinos, gracias a su ubicación relativamente cercana al mar, junto a la cordillera prelitoral, y en donde la viticultura lleva asentada desde tiempos muy remotos.

La empresa fue fundada después de la unión de dos familias especializadas en el mercado vinícola: los Ferrer, propietarios de La Freixeneda presente desde el siglo XII, y los Salas, fundadores de Casa Sala.

Los orígenes de Casa Sala y Finca La Freixeneda

En 1861 Francesc Sala Farré fundó la empresa vitivinícola familiar “Casa Sala” en la región del Penedès, donde producía vinos comercializados en Barcelona y Sudamérica. Casa Sala fue un negocio floreciente hasta que a finales del siglo XIX la plaga de la filoxera mermó los rendimientos del viñedo.

Ya a comienzos del siglo XX, la nieta de Francesc Sala, Dolores, contrajo matrimonio con Pedro Ferrer Bosch, de una familia propietaria de la finca agrícola La Freixeneda.

El matrimonio Ferrer Sala se mostró enseguida como un tándem ganador, orientando la Casa Sala a conseguir grandes cavas. Su primera innovación consistió en replantar sus viñas sólo con variedades blancas autóctonas para elaborar un vino espumoso.

En 1914, lanzó al mercado la primera botella con la marca Freixenet. Salió al mercado con una propaganda novedosa y participaron en importantes ferias, por lo que la marca Freixenet creció a muy buen ritmo en ámbito nacional, y luego empezaron las primeras exportaciones por Europa y Estados Unidos.

La Guerra Civil frenó el crecimiento de la empresa, pero en 1941 lanzaron su producto más vendido, el cava “Carta Nevada” (embotellado momentos antes de la primera fermentación). Bajo el control de José Ferrer, a finales de la década de 1950 Freixenet consigue mejorar la trayectoria de la compañía en lo comercial hasta convertirla en una de las principales empresas dedicadas al cava.

En 1974, Freixenet lanzó su cava Cordón Negro, que supuso la segunda revolución en el sector. Durante esta década, Freixenet comenzó su expansión a los mercados internacionales.

Así, en 25 años, la empresa Freixenet pasó de pequeña empresa familiar a ser un referente a nivel mundial. La innovación enológica forma parte de su ADN, y hoy en dia Freixenet es un grupo vinícola presente el todo el mundo que mantiene en carácter familiar de siempre.