Entrevistamos a David Moragas, quien nos explica su experiencia como franquiciado Vinalium, en  Castelldefels.

¿ Por qué escogiste este sector para emprender? ¿Por qué decidió unirse a la franquicia Vinalium?.

El mundo del vino siempre me ha atraído, y después de estudiar el mercado constaté que era un sector creciente y era la oportunidad para invertir en algo rentable.

Elegí Vinalium porque de todas las empresas del sector era la más reconocida y la que mejores condiciones, tanto humanas como económicas, ofrecía.

 

¿Qué perfil dirías que debe tener un emprendedor para ser un buen franquiciado? ¿Qué cualidades debe tener? ¿Cómo tiene que ser?

En primer lugar debe tener un alto nivel de conocimiento del sector y del producto que vende. Como cualidades tendría que haber un equilibrio entre arriesgado y calculador a la hora de apostar por unos productos u otros.

A su vez debería de ser empático con el cliente. Intentar conocer sus gustos para recomendar de forma óptima.

 

¿Cómo ha sido la atención recibida desde la central de la franquicia? ¿Cuáles son las ventajas de la franquicia Vinalium?

La atención ha sido extraordinaria. Se han implicado en todo el proceso de arranque y la posterior evolución de la tienda. Siempre disponibles para la resolución de cualquier eventualidad que surja y aconsejando en pos de la mayor eficiencia y eficacia del negocio.

La ventaja radica en el hecho de que por  ser franquiciado de Vinalium, estás amparado por una marca de prestigio y con solvencia dentro del sector del vino y destilados. A parte de esto, es destacable el hecho que Vinalium sea mi proveedor exclusivo reduce mucho los costes en la adquisición de género.

 

¿Cómo valoraría la formación sobre el negocio aportada por la franquicia?

Necesaria y adecuada. Aunque la formación que recibí de ellos tiene que ser complementada con la autoformación continua que realizo yo en el día a día indispensable para dar la mayor y mejor atención posible al cliente.

 

¿Cómo es el día a día en el negocio?

Junto de la rutina que conlleva un negocio como este, respecto a su mantenimiento, coexisten la constancia en la autoformación que comentaba y un trabajo de estudio del producto y de los gustos de los clientes, en pos de dinamizar el lineal y conseguir que en su variedad sea más atractivo para el cliente, consiguiendo así su fidelización.

 

¿Se han cumplido sus expectativas?

Sí. Y con creces. Por lo que respecta a las dudas que me generaba mi capacidad ante un tipo de actividad en la que era profano, y también en cuanto a la rentabilidad. Los resultados en ambos aspectos están siendo mucho más altos de lo que yo esperaba inicialmente.

 

¿Qué es lo que más valora de la franquicia Vinalium?

La comodidad que me proporciona trabajar con una empresa tan solvente y a la vez tan cercana a sus propios franquiciados. El hecho que desde Vinalium se desprenda la premisa que el éxito de la empresa reside en el éxito de sus franquicias tranquiliza mucho, porque sabes que vas a tener su apoyo incondicional

 

Para terminar, ¿por qué recomendarías este negocio a otro emprendedor?

Básicamente se lo recomendaría por todo lo que acabo de exponer anteriormente.

 

Entrevista Castelldefels

 

Si estás interesado en unirte a Vinalium, tienes más información haciendo clic aquí.