El vino de Oporto

El vino de Oporto (portugués vinho do Porto) o simplemente oporto, es uno de los tesoros más preciados de la enología mundial. Un vino con más de tres siglos de historia que se producen en los viñedos de la Región vitícola del Alto Duero, en Portugal.

Estos vinos que nacieron en los siglos XVI y XVII, son el resultado de añadir aguardiente antes de que termine la fermentación del vino. Por ese motivo, los vinos de Oporto pertenecen al género de vinos conocidos como vinos fortificados.

Tipos de vino de oporto

Ruby: Es uno de los más populares, y debe su nombre a su color rubí. Suele ser el más económico, y el de sabores más fuertes, aunque no necesariamente más complejos. Este oporto a su vez se divide en otras variedades o subtipos.

Tawny: Es una mezcla de vinos de distintas añadas que se afinan en barrica de robles durante más de tres años de envejecimiento. De esta forma se obtiene un sabor más ligero y suave.  Dentro del Oporto Tawny podemos encontrar diferentes categorías, como el Oporto Tawny Reserva.

Colheitas:  Proceden de una sola cosecha (que se especifica) y envejecen en madera un mínimo de 7 años antes de ser embotellado. Se puede decir que es un tipo de tawny añejo de gran calidad. En la etiqueta se suele especificar que ha sido envejecido en madera para no confundir con los vintage

LBV (Late Bottled Vintage) También procede de una sola cosecha y es embotellado más tarde, permaneciendo en madera entre cuatro y seis años.  Son excelentes vinos a caballo entre los colheita y los vintage.

Vintage: Es el oporto de mayor calidad y más caro “el rey de los oporto”. Está producido con las mejores, generalmente de diferentes viñas y de cosechas excepcionales. Pasa en barrica un máximo de dos años y medios antes de ser embotellado, donde envejece en botella de 10 a 50 años de forma reductiva.

Vino de Oporto en el lineal Vinalium

Oportos en el lineal Vinalium