La fermentación es el proceso mediante el cual la levadura transforma los azúcares provenientes del mosto de las maltas de cereales, en etanol y dióxido de carbono. Dependiendo del tipo de cerveza que se quiera preparar, la fermentación puede tener ligeras variaciones.